domingo, 19 de novembro de 2017

Volver a casa

Volví a casa, esta mañana. Volver a casa tiene para mí una sensación y un sentimento muy particulares. Calidez. Tranquilidad. Seguridad. Paz. Cariño. La casa de mis padres en Mendoza, en el carril Sarmiento. Los cosmos y el agua. Verde y barro. Las otras casas donde fui viviendo a lo largo del tiempo. Y ahora esta casa. Volver a casa. Osho decía que meditar es volver a casa. Yo estoy volviendo a casa, y me siento en casa.

sábado, 18 de novembro de 2017

Caminar por la luz

Fui a dar una vueltita. Quería ver la luz. El sol ya se estaba yendo. Se veían unas franjas de luz tenue sobre la pared. Intercambié unas palabras con el portero. Seguí en dirección a la esquina de la panadería. Crucé la calle y entré en la farmacia. Protector solar. Seguí en dirección a la playa. Había un grupo de personas en el busto de Tamandaré. Por la avenida, el sol brillaba, intenso. Una posada nueva. Los preparativos de algún show que habrá esta noche. Mientras caminaba, recordaba: ando por los rayos de luz que veo en medio de la oscuridad. Antes de volver al departamento, una pasadita por la verdulería. La cajera sonriente. Uvas. Ahora viene la noche. Tengo unos rayitos de luz.

Nuevamente

Tarde de sábado del año nuevo comenzado el último 31 de octubre. Me parece increíble lo que ha sido esta semana. Estos años todos. Lo que es este estar aquí, ahora. Un libro nuevo. Casa nueva. Vida nueva. Un camino hecho de la luz que fui siendo capaz de recoger de en medio de la gran oscuridad. Ando por ahí. Voy por ahí. 

quinta-feira, 16 de novembro de 2017

"Nadie vino a la tierra a estaciones de reposo,"

"Nadie vino a la tierra a estaciones de reposo," leí en un libro de Chico Xavier. Hoy recuerdo esta frase, a la luz de la vida que me tocó vivir. Miro las vidas de gente a mi alrededor. Tampoco les ha sido fácil. Lo que agradezco especialmente, es haber encontrado la Terapia Comunitaria Integrativa. Aquí me fui rehaciendo y lo sigo haciendo. Todo tiene más sentido. Me fui fortaleciendo con los distintos golpes que tuve que enfrentar. Fui saliendo de la condición de víctima. Sigo aprendiendo a darle sentido al dolor. Nadie escapa de esto. Me refiero a todos los dolores, no solamente a los grandes traumas. Me escucho más. Trato de darme más cariño. En la Terapia Comunitaria Integrativa uno viene al centro. Me voy haciendo terapeuta de mí mismo. Y más todavía: me voy haciendo más amigo de mí mismo. Acuno al niño que soy. El niño que vive en mí. Todo esto hace que cada vez vaya siendo más tranquilo para mí, el estar aquí.

Mis fragilidades me hacen más sensible a lo que es tierno y merece cuidado y atención

También me ayudan a ver por dónde ir. Me ayudan a ver el camino que sigo. Me muestran cuánto está involucrado en cada pequeña cosa. Me hago atento, así, a cada criatura que encuentro. Todo lo que está aquí me toca de manera muy intensa. El propio estar aquí es tan extraordinario. Es como si la vida confluyera desde todos los confines del universo, hasta este lugar donde estoy. El lugar que soy. Un lugar que vengo haciendo todos los días, como un nido incesante. De pronto ya estoy aquí. Entonces es ya mi mundo. Un mundo propio en el mundo más grande. Un lugar de paz en medio de lo que dicen que ocurre. Sigo insistiendo. Voy y vengo. Ya estoy aquí. Ahora yo. Ahora esto. Ahora paz. Amor. Belleza. Justicia. Solidaridad. Comunidad. Eternidad.

terça-feira, 14 de novembro de 2017

La Terapia Comunitaria Integrativa es para mí un espejo y un lago

Es un espejo porque en ella me veo tal cual soy. Veo el que fui, el que sigo siendo, y el que quiero seguir siendo hasta el fin. Veo mi historia de vida, mis valores, mi familia. Mis afectos. Mis recursos personales y más que personales. Veo mi esperanza, aquella certeza que me acompaña desde el comienzo de mi vida. Mi fe. Las heridas que me capacitaron para ser más amoroso y más justo. Cicatrizadas o no, de ellas brotaron y siguen brotando flores que me alegran. Es un lago que me acoge y me recibe. Es un lugar adonde puedo venir siempre que necesito. Aquí renuevo mis fuerzas. Aquí sé que es posible. Aquí yo puedo ser.

domingo, 12 de novembro de 2017

Sabiamente

El día ya comenzó. La luz del sol. Los pájaros cantando. Leo en la lectura diaria de la palabra, sobre la sabiduría, y como obtenerla. La sabiduría viene al encuentro de quien la busca.  Es importante que yo trate de vivir sabiamente. Vienen a mi memoria pesonas de mi familia, amigos y conocidos. De cada uno de ellos, aprendo algo. Algo valioso viene a mí, si estoy abierto a querer vivir bien, con justicia y felicidad, alegre y plenamente. Me doy cuenta de que si salgo de ciertos automatismos, fluyo mejor en lo cotidiano. Me encuentro mejor conmigo mismo y con las personas con las cuales voy entrando en contacto. No necesito programar tanto, ni prever tanto. Puedo confiar, y actuar con soltura y seguridad, pues mi vida está basada en Dios. ¡Buen día!